15 consejos de running para hombres: consejos, trucos y beneficios para sacar el máximo partido a tu carrera

Estos consejos de running para hombres deberían ayudarte a resolver las dudas y problemas más comunes, para que puedas seguir con el simple hecho de correr. Los corredores varones tienen que enfrentarse a tantas cosas como las mujeres, y a algunos problemas y preocupaciones muy específicos de su sexo.

  • El mejor reloj para correr
  • El plan Couch to 5K
  • El mejor entrenador personal online y las mejores aplicaciones de fitness

Limitar la competitividad

Los hombres pueden ser competitivos, consigo mismos y en grupos de iguales. Probablemente todos hemos conocido a esa persona que afirma que podría llegar y correr una media maratón sin entrenar. Ganar fuerza en la carrera significa consistencia, y un aumento lento y constante. Es la mejor manera de fortalecerse y no lesionarse. Céntrate en ti mismo y en tu entrenamiento, y pronto recogerás los frutos.

2. Pérdida de peso involuntaria

Cuando empieces a correr, puede que te des cuenta de que empiezas a perder peso y eso no siempre es deseable. Si ves que la báscula está en una espiral descendente, debes revisar tu plan de nutrición y buscar el entrenamiento cruzado para mantener los músculos que no utiliza el running. El entrenamiento con pesas puede ser útil para mantener el volumen.

  • Mejor báscula de baño

3. Por supuesto, perder peso puede ser exactamente lo que usted está tratando de hacer, y correr es una gran manera de hacerlo. Si empiezas a correr con sobrepeso, debes asegurarte de que tienes unas zapatillas que te den soporte, de que empiezas poco a poco y de que estás atento a las lesiones: tu cuerpo estará bajo mucha presión al principio, pero será más fácil a medida que empieces a perder grasa.

4. ENTRENAMIENTO CON PESAS Entrenamiento con pesas

No tienes que renunciar al entrenamiento con pesas para correr. De hecho, puede beneficiar a tu carrera al fortalecer las piernas, darte un núcleo potente y mantener una parte superior del cuerpo fuerte. Es mejor hacer el entrenamiento con pesas y la carrera en días diferentes, o estarás haciendo uno con el cuerpo cansado, lo que significa que podrías perder la buena forma o no ser capaz de rendir al máximo.

  • Estocadas con pesas
  • Reto de sentadillas: Ponte más en forma y más fuerte en un mes

5. No renuncies a otros deportes

Si ya practicas otros deportes, como el fútbol o el squash, incorpóralos a tu programa de carrera en lugar de descuidarlos o intentar hacer demasiado. En cualquier caso, estos deportes implican correr, normalmente en ráfagas cortas y rápidas, así que aprovecha tus sesiones de running para centrarte más en un ritmo más lento y una distancia más larga para equilibrar las cosas.

6. Cuidado con las lesiones

Cada deporte conlleva una lesión diferente, pero todas pueden afectar a tu carrera. Si te giras un tobillo en el fútbol, o te das un tirón muscular levantando pesas, debes descansar de correr mientras te curas, hasta que no te duela caminar. En ese momento, puedes empezar a recuperar poco a poco el punto en el que lo dejaste y reintroducir cada actividad a medida que vayas recuperando la forma física.

7. Rozaduras

No es agradable, pero un problema muy «masculino» es el dolor de pezones. Mientras que las mujeres disponen de sujetadores deportivos como protección, la situación es diferente para los hombres, ya que esta zona tan sensible roza con las camisetas y puede causar rozaduras dolorosas o incluso sangrar. Prepárate para ello utilizando vaselina, y puedes conseguir tiritas especialmente diseñadas para cubrir la zona (normalmente llamadas protectores de pezones o algo similar).

8.

Las mujeres sufren menos las rozaduras en zonas sensibles, como los muslos, porque son más propensas a llevar mallas ajustadas para que la piel no se junte con la piel. No tengas miedo de hacer lo mismo; puedes conseguir unos pantalones cortos ajustados de estilo ciclista con unos pantalones cortos normales y más holgados por encima para obtener lo mejor de ambos mundos. Utiliza vaselina en las zonas que rozan.

9. Ropa interior de apoyo

Cuando corres, quieres que todo se mantenga en su sitio. Algunos pantalones cortos tienen una zona interior de «pantalón» para que puedas ir «en plan comando», pero es posible que no te sirva de apoyo. Puedes usar calzoncillos bien ajustados, pero el algodón no es la mejor opción porque no evacua el sudor. Los calzoncillos deportivos adecuados ofrecen una buena sujeción y se mantienen secos.

10. Mantenerse hidratado

Es fácil olvidarse de beber suficiente agua cuando se corre, sobre todo si no eres una de esas personas que bajan sus ocho vasos al día como norma. Los hombres necesitan más agua que las mujeres en general, así que vigila tu orina para asegurarte de que tomas suficiente (un color pajizo pálido es perfecto) y sigue bebiendo a lo largo del día.

11. No seas testarudo

¿Eres de los que ignoran los dolores y las molestias? ¿Te encoges de hombros y sigues como si nada? Eso es lo que hace que se produzcan problemas a largo plazo. Esa pequeña molestia en el tobillo puede provocar una lesión grave y meses de baja. Correr con los dolores puede hacer que permanezcan en tu cuerpo durante más tiempo. Sé sincero con tus síntomas y toma las medidas adecuadas para descansar y recuperarte.

12. ¿»Guerrero de fin de semana»?

El término «guerrero de fin de semana» se refiere a aquellos que trabajan duro durante la semana y tratan de abarcarlo todo durante el fin de semana. Puede que tengas tiempo para hacer dos carreras, un partido de fútbol, una partida de tenis y una excursión, pero es más probable que te lesiones. Si sólo puedes entrenar los fines de semana, es mejor que tardes más en alcanzar tus objetivos que en hacer demasiado de una sola vez.

13. Sangre en la orina

Si vuelves de correr y ves sangre en la orina, no te asustes inmediatamente. Podría tratarse de una hematuria, que se produce cuando los glóbulos rojos pasan a la orina tras un ejercicio intenso y/o una deshidratación. Acude a un médico para eliminar cualquier otra causa, pero asegúrate de hidratarte correctamente y de trabajar a un ritmo adecuado para tu nivel de forma física.

14. Cuida tu dieta

Si tu dieta no es muy buena, o prestas poca atención a lo que comes, sobre todo en los desplazamientos, merece la pena pensar más en la nutrición que recibes para alimentar tu sesión de running. Asegúrate de obtener un buen equilibrio de carbohidratos, proteínas, carnes y grasas, añade mucha fruta y verdura y limita los alimentos procesados y el alcohol.

  • Nutrición para corredores
  • Carga de carbohidratos para corredores

15. Higiene de los pies

¡Cuida tus pies, porque los necesitas! La salud e higiene de los pies es esencial para todos, pero especialmente para los corredores. Las infecciones, como el pie de atleta, pueden proliferar en calcetines y zapatillas húmedos y sudados. Cuando termines de correr, quítate inmediatamente los calcetines y las zapatillas en lugar de quedarte con ellos puestos. Lávate los pies y deja que se sequen al aire durante un rato. Seca las zapatillas antes de volver a usarlas y ponte un par de calcetines nuevos cada vez que corras.

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas novedades