Alimentación saludable: ¿Sus hábitos alimenticios se deben realmente a su genética?

Comer sano es una elección. Ese es el consenso común. Elegimos si abrir y comer una chocolatina o una pieza de fruta, y tomamos la decisión consciente de beber un vaso de agua o abrir una lata de refresco. Si nos atenemos a una guía de tamaño de las porciones o si llenamos el plato, todo depende de nosotros.

Sin embargo, eso podría estar a punto de cambiar, ya que algunos científicos creen que nuestros hábitos alimentarios podrían estar parcialmente regidos por nuestra genética. El estudio, realizado por investigadores del King’s College de Londres, analizó las respuestas al cuestionario sobre alimentación de 2.590 parejas de gemelos, buscando similitudes en las respuestas.

Se descubrió que los gemelos idénticos, que comparten mucho ADN, tenían puntuaciones más parecidas que las parejas de gemelos no idénticos, incluso cuando se tenían en cuenta otros factores, como el IMC y los distintos niveles de ejercicio. Los resultados indican que existe un componente genético en los patrones de consumo de alimentos.

Esto es algo importante: significa que nuestros hábitos alimentarios están realmente, al menos en parte, influidos por nuestra genética.

El Dr. Massimo Mangino, autor principal del estudio, dijo: «Nuestro estudio representa la primera investigación exhaustiva de las contribuciones de los factores genéticos y ambientales a la variación del comportamiento alimentario. Destaca la compleja relación entre genética y medio ambiente y puede tener futuras implicaciones para las campañas de nutrición de la sanidad pública».

Sin embargo, en la actualidad, todavía no sabemos exactamente qué parte del proceso de toma de decisiones está dictada por la genética. También es muy probable que esos procesos puedan anularse. Por lo tanto, aunque nuestra genética podría hacernos más propensos a ciertos hábitos alimentarios, no elimina la libertad de elección de nuestra forma de comer.

Nuestra sección de Pérdida de Peso en la Vida Real está llena de personas que han estado comiendo de cierta manera toda su vida antes de romper el ciclo y hacer un cambio. Del mismo modo, la elección de empezar el día con un zumo verde (batido en una de nuestras mejores licuadoras) y algunos de los mejores ejercicios para la pérdida de peso puede ayudarle a empezar el día haciendo las cosas de una manera diferente, rompiendo sus patrones de alimentación poco saludable.

Mangino dijo: «En este estudio se utilizaron datos sobre la alimentación de gemelas, con una edad media de 58 años. En futuras investigaciones habrá que analizar los índices alimentarios de un grupo más variado de personas para ver si se mantienen las mismas conclusiones.»

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas novedades