Caminar o correr: ¿Cuál es el mejor ejercicio para empezar a perder peso?

Si es la primera vez que te pones en forma, te alegrará saber que el verano está a punto de llegar: más sol y tardes más largas significan más posibilidades de salir a la calle y disfrutar de un poco de ejercicio mientras te empapas de vitamina D. Puede que te sientas tentado de salir a caminar, o de atarte las mejores zapatillas de running para hombre o las mejores zapatillas de running para mujer y salir a correr. Pero, ¿qué es mejor: caminar o correr?

Caminar o correr: Salir a pasear

Caminar para adelgazar es, con diferencia, la opción más fácil de las dos. Es menos intensa, lo que significa que quema menos calorías (el American Council on Exercise descubrió que caminar a un ritmo constante quema alrededor de 8,7 calorías por minuto para alguien que pesa 160 libras), pero es una forma más accesible de volver a estar en forma. Sólo necesitas un conjunto de ropa cómoda y el mejor calzado para caminar.

Puedes incorporar los paseos a tu día. Si estás en la oficina y has trabajado duro, dar una vuelta a la manzana durante tu hora de comer es una oportunidad para estirar las piernas, aumentar la circulación de tu cuerpo y obtener un poco de la tan necesaria vitamina D. Se ha descubierto que tanto el ejercicio como el sol mejoran el estado de ánimo, lo que supone una forma estupenda de mantener el ánimo alto mientras te mantienes activo.

Caminar puede ser algo tan sencillo como subir las escaleras en lugar de coger el ascensor, o puedes dedicarte a hacer excursiones por la naturaleza. Con el tiempo, puedes ir aumentando la dificultad al subir cuestas o llevar una mochila pesada, pero si estás empezando, lo más fácil es mantener las cosas sencillas y dar un pequeño paseo local al menos una vez al día.

Caminar o correr: Aumenta el ritmo

Correr, en cambio, es mucho más intenso que caminar. Puedes caminar tranquilamente con tu ropa de calle, pero si corres durante un periodo de tiempo considerable, te pondrás a sudar. Correr quema alrededor de 15,1 calorías por minuto, lo que está muy bien si quieres perder peso, pero es más difícil de incorporar a tu día a día, ya que tienes que reservar un tiempo para cambiarte, correr y ducharte.

Como ejercicio dedicado, correr es enormemente beneficioso. Una carrera constante no es el ejercicio más eficaz a la hora de perder peso, pero es una forma estupenda de mejorar tu estado cardiovascular, mejorar tu estado de ánimo (sobre todo cuando alcanzas el famoso subidón del corredor) e incluso alargar tu vida, ya que un estudio demuestra que los corredores tienen un 27% menos de probabilidades de morir prematuramente que los que no corren.

Sin embargo, si es la primera vez que haces ejercicio, correr puede ser duro para las articulaciones: tus pies golpean repetidamente la dura superficie de la carretera, lo que podría causar molestias en los tobillos y las rodillas si no tienes un apoyo adecuado. Asimismo, al tratarse de un entrenamiento más intenso, los principiantes podrían desanimarse por lo duro que puede parecer correr al principio.

Caminar o correr: No hay que elegir

Caminar es, obviamente, mucho más fácil de incorporar a tu vida diaria. Como ejercicio más intenso, correr conlleva un montón de beneficios, pero hay algunas barreras que impiden a las personas que se inician en el fitness correr por primera vez. ¿Nuestro consejo? Tómate las cosas con calma con la técnica de caminar/correr para facilitarte el acceso a la carrera. Combinado con un paseo diario, obtendrás lo mejor de ambos mundos.

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas novedades