Cómo ayudar a un ser querido que sospecha que sufre pérdida de audición

Vivir con una pérdida de audición puede ser un reto, no sólo para la persona cuya audición está deteriorada, sino también para quienes la rodean.

Aunque un diagnóstico correcto y un tratamiento adecuado pueden mejorar drásticamente la calidad de vida y el bienestar mental de las personas con dificultades auditivas, los signos y síntomas de la pérdida de audición suelen empezar mucho antes.

Dado que la aparición puede ser lenta, muchas personas pueden no darse cuenta de que tienen un problema hasta que su pérdida de audición haya alcanzado una fase avanzada, pero quienes les rodean pueden notar los cambios mucho antes. Entre los primeros signos se encuentran la dificultad para oír lo que dicen los demás, malinterpretar con frecuencia lo que se dice, pedir a la gente que repita, tener que subir el volumen de los aparatos más de lo habitual y sentirse cansado por tener que concentrarse mientras se escucha.

Si sospecha que un ser querido tiene pérdida de audición, no está solo. Las deficiencias auditivas afectan a alrededor del 10 por ciento de la población en EE.UU., y las estadísticas muestran que la mayoría de las personas esperan siete años antes de hacerse una prueba de audición, tiempo durante el cual su pérdida auditiva progresa.

Puede ser difícil ver a un ser querido luchando y es normal sentirse inseguro sobre la mejor manera de apoyarle. La buena noticia es que no tienes que pasar por ello solo. Hablamos con Matthew Allsop, socio y director de operaciones de Harley Street Hearing, para que nos aconseje cómo podemos ayudar.

1. No se frustre

Según un artículo de investigación publicado en The Hearing Review, la pérdida de audición puede suponer una tensión en las relaciones y puede ser una fuente importante de estrés tanto para la persona que sufre la discapacidad auditiva como para los que la rodean.

«Los estudios demuestran que la pérdida de audición produce sentimientos de frustración, vergüenza y angustia en los seres queridos y en la relación en general», explican los autores. Las personas suelen experimentar sentimientos de irritación o molestia cuando creen que su ser querido con discapacidad auditiva no les escucha o cuando se niega a recibir ayuda.

Si te encuentras con que tienes que repetir las cosas varias veces, es fácil que te sientas frustrado y utilices frases como «no importa, no es importante». Es comprensible que te sientas así, pero intenta resistirte a las frases que pueden hacer que una persona con problemas de audición se sienta peor.

En su lugar, mantenga la calma y concéntrese en comunicarse con claridad, como se indica a continuación.

2.

Tanto si se habla de las cosas grandes como de las pequeñas de la vida, la comunicación es la clave de cualquier relación sana, pero muchos de esos momentos vitales de conexión pueden perderse cuando una de las personas tiene una pérdida de audición. Con el tiempo, la frustración y el resentimiento pueden acumularse, lo que provoca una disminución del nivel de intimidad.

«Incluso hablar con alguien desde otra habitación con pérdida auditiva es un reto», dice Allsop, y añade: «Hacer esto si se sospecha que un ser querido tiene una pérdida auditiva sólo hará que ambos se frustren».

Aunque mantener una conversación con alguien con una discapacidad auditiva puede añadir una capa adicional de complejidad, hay algunas cosas sencillas que se pueden hacer para facilitar las cosas:

  • Antes de empezar a hablar, llame la atención de su ser querido con un golpecito o un saludo
  • Hable cara a cara y no con la cabeza o la espalda girada
  • Disminuya su ritmo y hable con claridad
  • Sitúese en un entorno tranquilo con menos ruido de fondo
  • Si su ser querido con discapacidad auditiva oye mejor por un oído que por el otro, intente recordar cuál es el mejor para poder situarse en consecuencia
  • Siempre que sea posible, Proporcione detalles importantes, como fechas y horas, por escrito: los mensajes de texto y el correo electrónico pueden ser de gran ayuda
  • Piense en formas de comunicarse de forma no verbal, utilizando expresiones faciales y gestos para dar contexto a lo que está diciendo

La pérdida de audición puede crear algunos retos de comunicación únicos, pero no tiene por qué dañar su relación. Las estrategias que acabamos de mencionar pueden ayudarle a ser un participante más consciente durante las conversaciones con su ser querido.

3. SER ABIERTO Y COMPRENSIVO

Los sentimientos de impaciencia pueden ser comunes entre quienes apoyan a una persona con pérdida de audición y pueden llevar a la persona con discapacidad auditiva a sentir que sus seres queridos no entienden o no se preocupan por lo que está pasando.

En la mayoría de los casos, esto no es así. En cambio, estos sentimientos pueden surgir porque la familia y los amigos no saben lo que es luchar por oír.

Tómese el tiempo necesario para informarse y aprender lo que supone vivir con una pérdida auditiva. No tenga miedo de preguntar a su ser querido si se siente cómodo compartiendo sus experiencias y respondiendo a sus preguntas para poder apoyarle mejor. Aprender sobre cosas que no entendemos y ponernos en el lugar de otra persona puede ayudarnos a ser más empáticos y compasivos, fortaleciendo nuestras relaciones.

4.

La pérdida de audición puede ser increíblemente agotadora para la persona que la padece, ya que le obliga a emplear grandes cantidades de energía para concentrarse en lo que se dice. A veces, esto puede hacer que la persona con discapacidad auditiva se retraiga y tenga la sensación de que no está contribuyendo a la conversación.

«Cuando las personas sufren una pérdida de audición, a menudo pueden replegarse sobre sí mismas», explica Allsop. «Es importante hacer que las personas con pérdida de audición sigan sintiendo que participan en las conversaciones para que no se avergüencen». Asegúrate de que tu ser querido se sienta lo más involucrado posible».

Si sientes que llevas un rato hablando, tómate un descanso y dale a tu ser querido la oportunidad de contribuir.

5. Entender que el estigma de los audífonos es real

La pérdida de audición puede hacer que las personas se sientan avergonzadas y en apuros, y muchas evitarán ser diagnosticadas porque no quieren usar un audífono.

Según Dan Turk, representante del fabricante de dispositivos auditivos de última generación Olive Union, las principales organizaciones de salud auditiva proyectan que alrededor del 80% de las personas con pérdida de audición no reciben la ayuda que necesitan, y la razón número uno, según los expertos, es el estigma que rodea a los audífonos.

«Algunas personas piensan que tener una pérdida de audición o unos audífonos hará que la gente piense que son viejos o estúpidos», dice Allsop. «La verdad es que la gente parece mayor pidiendo constantemente a los demás que repitan frente a ellos si se les ve llevando audífonos».

Si un ser querido se resiste a buscar ayuda porque se siente cohibido por la posibilidad de tener que llevar un audífono, hable con él. Hacer preguntas suaves como «¿puedes ayudarme a entender por qué no quieres usar un audífono?» ayudará a crear un espacio seguro en el que se sientan cómodos abriéndose a ti.

Si sigue siendo reacio después de haber hablado, no tenga miedo de compartir la alta tecnología que han adquirido los audífonos en los últimos años. En la actualidad, muchos modelos fusionan un diseño elegante con funciones modernas como la conexión Bluetooth, el seguimiento de la actividad física y las alertas de caída, todo ello integrado en un dispositivo pequeño y discreto.

6. Busque grupos de apoyo para la pérdida de audición

Aunque usted puede ser una gran fuente de apoyo para su ser querido, tener otras personas con las que hablar que estén pasando por la misma experiencia puede ser muy valioso. El apoyo externo no sólo es bueno para las personas con deficiencias auditivas que pueden tener sentimientos de soledad y aislamiento, sino que también puede ser útil para quienes las apoyan.

«Existe una gran cantidad de información sobre la pérdida de audición y el apoyo de las personas que comparten sus historias», explica Allsop. Escribe «pérdida de audición» o «audífonos» en Facebook y busca algunos de los grupos en los que la gente comparte historias y consejos».

Encontrarás grupos y otro tipo de información en línea tanto para quienes experimentan la pérdida de audición como para quienes los apoyan. Aunque al principio te sientas reacio a acudir a ellos, estos grupos pueden ser una forma maravillosa de ayudar a ambas partes a sentirse menos solas.

7. Sugiera que se busque ayuda

Hable con su ser querido sobre la posibilidad de hablar con un profesional de la salud sobre su audición o de hacerse una prueba de audición.

Anímele y apóyele; pregúntele si quiere acompañarle y señale con suavidad y positivamente que tomar medidas mejorará su calidad de vida en general. Incluso puedes sugerir que os hagáis la prueba juntos como muestra de solidaridad.

Una prueba de audición no tiene por qué dar miedo y, como señala Allsop, hay distintos tipos de pérdida de audición y no todos requieren un tratamiento continuo. «¡Podría tratarse de un oído lleno de cera y sólo necesitar una buena limpieza!»

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas novedades