Fitness: Por qué puedes (y debes) usar una mascarilla durante el ejercicio en invierno

Se ha convertido en algo muy habitual ver mascarillas en muchos lugares públicos diferentes, desde el transporte público como autobuses y trenes hasta tiendas, restaurantes e incluso gimnasios. Está demostrado científicamente que las mascarillas son necesarias para limitar la propagación del COVID-19.

Sin embargo, muchas personas no usan máscaras mientras hacen ejercicio, porque les preocupa que puedan restringir su respiración. Esto no siempre es un problema si se hace ejercicio al aire libre, pero en espacios cerrados como los gimnasios y las clases de entrenamiento en grupo, a menudo se aconseja llevar una mascarilla.

  • NUEVO: Cómo un hombre perdió 289 libras en 13 meses
  • Este estudio cambia todo lo que sabíamos sobre correr

Afortunadamente, un estudio ha descubierto que llevar una máscara durante el ejercicio extenuante no afecta en absoluto a la respiración. Investigadores de la Universidad de Saskatchewan examinaron a los usuarios de mascarillas durante el ejercicio para determinar si éstas podrían comprometer nuestra ingesta de oxígeno o hacer que «volvamos a respirar» nuestro propio dióxido de carbono.

No parece ser el caso. El estudio ha descubierto que las máscaras que llevan los individuos sanos durante el ejercicio extenuante no afectan al consumo de oxígeno, y el dióxido de carbono puede entrar y salir de la máscara con normalidad.

Son las gotitas, que es como se propaga el coronavirus, las que se posan y quedan atrapadas en la mascarilla. Los gases como el oxígeno y el CO2 no se ven afectados.

Los investigadores escribieron: «Nuestros hallazgos son de importancia porque indican que las personas pueden usar máscaras faciales durante el ejercicio intenso sin efectos perjudiciales en el rendimiento y con un impacto mínimo en la oxigenación sanguínea y muscular.»

Esta es una gran noticia para las personas que quieren usar máscaras deportivas especialmente diseñadas, como la ASICS Runners Face Cover y la Under Armour UA Sportsmask. Éstas están equipadas con múltiples capas de protección, tecnología antibacteriana y que absorbe el sudor para ofrecer la mayor comodidad y protección que una máscara puede dar mientras se hace ejercicio.

De hecho, ahora que llega el invierno, llevar una máscara tiene el potencial de mejorar el rendimiento de las personas que hacen ejercicio con dificultades respiratorias como el asma.

Cuando se corre o se hace ejercicio con tiempo frío, el choque repentino del aire frío y seco en los pulmones puede hacer que se restrinja la respiración. Por eso es mucho más difícil correr en el frío, y por eso los asmáticos que corren muy bien en climas más templados se ven especialmente limitados.

Llevar una máscara sobre la nariz y la boca calienta ligeramente el aire antes de que entre en los pulmones, por lo que no restringe tanto la respiración. Si estás pensando en correr a lo largo de este invierno, llevar una mascarilla te hará rendir al máximo.

¿Te ha gustado?

  • NUEVO: Un truco de vida fácil (y gratuito) para comer menos y seguir sintiéndote lleno
  • ADEMÁS: Los 10 alimentos más saciantes para evitar el picoteo

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas novedades