Por qué cambiar el entrenamiento es la clave del éxito a largo plazo

Si hace muy poco que te has iniciado en el mundo del fitness, es posible que realices el mismo ejercicio (como correr, o una rutina concreta con pesas) una y otra vez en un intento de ponerte más en forma y más fuerte.

No hay nada estrictamente malo en ello: ser capaz de hacer más sentadillas que hace cuatro semanas es la forma en que muchos de nosotros medimos nuestro progreso. Pero si te encuentras aburrido con el ejercicio, o te pierdes los entrenamientos, deberías mezclar las cosas y probar nuevos ejercicios que nunca hayas hecho antes.

  • NUEVO: Tres trucos de salud para perder peso y mantenerlo a largo plazo
  • ADEMÁS: Se necesitan tres horas de caminata para quemar la hamburguesa favorita del Reino Unido

Puede sonar un poco arbitrario, pero hay ciencia que afirma que esto beneficiará a tus entrenamientos. Un estudio publicado en la revista científica PLOS One midió el grosor del músculo, la motivación y la fuerza en dos grupos de personas que ya tenían experiencia con el entrenamiento de resistencia.

Un grupo siguió la misma serie de ejercicios durante ocho semanas, mientras que el otro realizó ejercicios que fueron seleccionados al azar para ellos antes de cada sesión, a través de una aplicación informática. El resultado final fue bastante sorprendente.

Se registraron mejoras similares en el grosor y la fuerza de los músculos en ambos grupos, por lo que los ejercicios aleatorios fueron tan beneficiosos como el programa cuidadosamente controlado. Sin embargo, el grupo aleatorio registró niveles mucho más altos de motivación para seguir entrenando que las personas que hacían los mismos ejercicios en cada sesión, que se sentían considerablemente más quemadas.

Se registraron mejoras similares en el grosor y la fuerza muscular en ambos grupos, por lo que los ejercicios aleatorios fueron tan beneficiosos como el programa cuidadosamente controlado.

Sin embargo, el grupo aleatorio registró niveles mucho más altos de motivación para seguir entrenando que las personas que hacían los mismos ejercicios en cada sesión, que se sentían considerablemente más agotadas. Esto demuestra que cambiar el entrenamiento es una parte vital para mantener las cosas interesantes y divertidas, animándote a seguir con tu nueva rutina.

Esto se puede adaptar a muchas disciplinas diferentes: si estás entrenando para un Couch to 5K, deberías probar una ruta diferente, o dedicar un día a esprintar cuesta arriba. Si has empezado a levantar pesas o a hacer ejercicio en el salón de tu casa, prueba muchos movimientos diferentes, lo que tiene el beneficio añadido de trabajar distintos grupos musculares, o de utilizar un equipo que nunca has probado, como un balón medicinal.

Incluso puedes probar una disciplina completamente nueva: ¡intenta practicar paddleboarding, senderismo, danza, HIIT o artes marciales por primera vez! Además, experimentarás estos ejercicios desde una nueva perspectiva, ya que podrás sacarles el máximo partido ahora que ya estás más en forma y más fuerte que antes de empezar tu viaje de fitness.

Una advertencia: existe el exceso de algo bueno. El estudio afirma que «puede haber una contrapartida por la que una rotación demasiado frecuente de los ejercicios compromete en cierto modo el crecimiento muscular y la fuerza… Aquellos que deseen maximizar estos resultados pueden querer limitar la variedad de ejercicios».

Si cambias de ejercicios con demasiada frecuencia, no trabajarás ningún grupo muscular lo suficiente como para fortalecerlo. Lo mejor es tener una rutina regular que incluya los principales grupos musculares que intentas mejorar y, de vez en cuando, romper la rutina para mantener el interés.

¿Te ha gustado?

  • Cómo comer sano con poco presupuesto
  • Tres claves esenciales para acelerar tu metabolismo

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas novedades