Por qué saltar a la cuerda es un entrenamiento brillante Saltar a la cuerda para perder peso, ponerse en forma y mucho más

La cuerda para saltar -o el skipping, como también se le conoce- está experimentando actualmente una especie de renacimiento, entre otras cosas porque la Organización Mundial de la Salud recomendó saltar a la cuerda como ejercicio para hacer en casa durante el brote de Covid.

Gracias a que cada vez son más las personas que cogen una cuerda en los encierros, muchos de nosotros estamos descubriendo por fin los beneficios para la forma física de este deporte que a menudo se deja atrás cuando dejamos el patio del colegio.

Pero el hecho de que la cuerda para saltar sea un elemento básico de los entrenamientos de los boxeadores indica que muchos de nosotros nos hemos estado perdiendo los múltiples beneficios de la aptitud física de saltar en el salón de casa o en el jardín trasero.

El atractivo más obvio de la cuerda para saltar es su carácter asequible: todo lo que necesitas es una pieza de equipo y estás listo.

También es uno de los mejores ejercicios para perder peso que se pueden hacer. El hecho de que el skipping pueda quemar hasta 10 calorías por minuto significa que supera a muchos otros ejercicios de cardio si lo que quieres es quemar grasa. Trabaja casi todos los músculos del cuerpo, en particular los abdominales para la estabilidad y los músculos de los hombros para girar la cuerda. Un estudio realizado por la Universidad Estatal de los Apalaches reveló que el skipping afecta menos a las articulaciones que la carrera, además de suponer una mayor quema de calorías.

Cada vez son más los famosos que practican el salto a la comba, y la actriz Jennifer Garner ha publicado este vídeo en el que realiza un «triple salto» increíblemente complicado, en el que la cuerda pasa por debajo de ella tres veces en un solo salto.

La entrenadora personal de Origym, Deanna Hammond-Blackburn, nos explica por qué el salto a la comba es un gran ejercicio y por qué deberías coger una cuerda para saltar siempre que tengas 10 minutos libres.

1. Es un ejercicio para todo el cuerpo

«Saltar a la comba es un ejercicio efectivo para todo el cuerpo que trabaja múltiples áreas del mismo simultáneamente», dice Hammond-Blackburn.

«Cuando saltas, no sólo utilizas la parte inferior del cuerpo para saltar y los hombros y brazos para balancear la cuerda, sino que los abdominales también se activan para mantener el cuerpo estabilizado. Esto significa que puedes entrenar y tonificar múltiples grupos musculares con un solo ejercicio.»

Trabaja los músculos de las piernas, en particular las pantorrillas, los cuádriceps, los isquiotibiales y los glúteos, pero también trabaja la parte superior del cuerpo, en particular los hombros y los bíceps al girar la cuerda. Además, los abdominales y la parte inferior de la espalda trabajarán duro para sostenerte y mantenerte erguido.

2. Entrena la coordinación y la concentración

Saltar a la cuerda requiere que tu cerebro se concentre y sea consciente de múltiples cosas a la vez: la velocidad y la posición de la cuerda, el tiempo de tus saltos y dónde están tus pies, todo ello manteniendo el equilibrio y permaneciendo estable. Tu cerebro está trabajando constantemente, haciendo coincidir tus brazos, piernas y ojos para saltar con éxito, incluso si no estás concentrado del todo.

«Esto significa que tu cerebro también se ejercita, así que cuanto más saltes, mejor será tu coordinación y concentración general», dice Hammond-Blackburn.

3. Mejora la densidad ósea

Se ha demostrado que saltar de un lado a otro mejora la densidad ósea, como muestra este estudio del Journal of Applied Physiology sobre mujeres jóvenes, así que es lógico que saltar a la cuerda también tenga el mismo beneficio.

«Mejorar la densidad ósea es un beneficio en sí mismo», dice Hammond-Blackburn, «ya que disminuye la probabilidad de desarrollar enfermedades como la osteoporosis o la osteopenia».

4. Aumenta la resistencia

Saltar a la cuerda es el ejercicio perfecto si estás empezando a ponerte en forma. No sólo es un ejercicio sencillo, sino que además puedes aumentar fácilmente tu resistencia y tu nivel de forma física a un ritmo que te convenga.

Hammond-Blackburn recomienda empezar haciendo un minuto al día y aumentar gradualmente la cantidad de tiempo en función de la falta de aliento. Este puede ser un método muy eficaz para aumentar la resistencia, y antes de que te des cuenta estarás saltando sin parar durante 15 minutos mientras haces criss-crosses y double unders.

5. Mejora la circulación y la respiración

Esto está relacionado con el aumento de la resistencia, porque a medida que aumentas la cantidad de tiempo que pasas saltando, también estás mejorando tu capacidad pulmonar.

«Esto significa que será mucho menos probable que tengas problemas con otras actividades», dice Hammond-Blackburn. «Por ejemplo, si te quedas sin aliento subiendo las escaleras o caminando a paso ligero, saltar puede ayudarte a mejorar esta situación».

«Del mismo modo, como saltar es una actividad aeróbica, mejora tu salud cardiovascular, lo que a su vez mejora tu circulación sanguínea, lo que se traduce en menos calambres musculares, extremidades más calientes e incluso un mejor estado de la piel y las uñas.»

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas novedades