Salud de la piel: Cómo solucionar la «piel bloqueada» causada por el estrés y la falta de vitamina D

La salud de la piel es difícil de mantener durante los meses de invierno. Con menos vitamina D procedente de la luz solar y un aire más frío y seco que afecta a nuestra piel, el invierno supone para muchos herpes labiales, eczemas, un rostro de aspecto deshidratado y otros problemas cutáneos.

Todo esto se agrava como consecuencia de la pandemia de coronavirus. Pasamos más tiempo en el interior y menos en el exterior, lo que reduce aún más nuestra ingesta de vitamina D, ya que muchos de nosotros ya no nos desplazamos por las mañanas. Además, el estrés de la crisis sanitaria mundial también puede manifestarse en nuestra piel.

  • Las mejores lámparas para el TAE: formas médicamente certificadas de combatir el trastorno afectivo estacional
  • Soluciones para la piel seca: 7 maneras de revivir la piel cansada y seca

Un estudio realizado por la compañía farmacéutica Avon descubrió que el estrés psicológico estaba relacionado con la aparición o el agravamiento de múltiples enfermedades de la piel, y el estrés, obviamente, se acentúa durante los largos periodos de cierre, cuando todos comprobamos el aumento y la disminución de las tasas de mortalidad y estamos pegados a las noticias para conocer las restricciones locales.

Según los expertos en piel de Wilkinson Sword, esta combinación de estrés y baja ingesta de vitamina D puede acabar provocando que tu cuerpo muestre signos como brotes de acné, eczema, alopecia barbae o psoriasis.

Se sabe que la vitamina D es esencial para mantener sano el sistema inmunitario, pero es menos conocido que la falta de este nutriente puede afectar directamente a la piel, ya que un sistema inmunitario sano se encarga de reparar los daños de la piel con eficacia. La vitamina D también desempeña un papel fundamental en la creación de nuevos folículos pilosos.

A continuación, puedes ver algunos de los mejores consejos, respaldados por la ciencia, para mantener tu piel sana y tus niveles de estrés bajos:

  • La actividad física reduce la producción de cortisol y mejora el flujo sanguíneo en el cuerpo, ayudando a que la sangre fluya hacia la piel y los músculos. Asegúrate de moverte cada hora que estés sentado, aunque sea un breve descanso de cinco minutos de la pantalla.
  • Los alimentos ricos en micronutrientes, como las frutas, las verduras y las bayas de temporada, ayudan a mantener las reservas de estos nutrientes. Mientras tanto, tomar vitaminas para la salud general (y nuestros mejores suplementos para las articulaciones) también puede contribuir a la resistencia mental y física.
  • Exponerse a la luz solar directa es un paso básico, pero importante, para aumentar los niveles de vitamina D. Intenta dar un pequeño paseo al aire libre todos los días, incluso si trabajas desde casa y ya no te desplazas.
  • Cambia tu rutina de cuidado de la piel. La exfoliación ayuda a eliminar las células muertas de la superficie de la piel y previene los vellos encarnados, y en un estudio de San Francisco se descubrió que «es útil para mantener la luminosidad visible». Wilkinson Sword recomienda seguir con una crema hidratante, ya que se dice que «retiene» la humedad para limitar el daño del aire frío y seco.
  • Se ha demostrado que la hidroterapia, que consiste en someter la piel a agua fría durante cortos periodos de tiempo, aumenta el flujo sanguíneo de la piel y la mantiene sana. Nuestro redactor se enfrentó al reto de la ducha fría durante una semana para comprobar esta teoría.

Salud de la piel: Más hábitos saludables que probar

Si te cuesta salir a la calle o te encuentras en una zona gris y lluviosa que te obliga a abrigarte cada vez que sales, puedes probar con suplementos de vitamina D. La disminución de la forma física y la susceptibilidad a los coronavirus se han relacionado con la deficiencia de vitamina D, así que si no puedes obtenerla de la luz solar, opta por un suplemento.

Si tus niveles de estrés siguen aumentando, prueba la meditación de atención plena, que desde hace tiempo se ha demostrado como una herramienta eficaz para los niveles de estrés. Tenemos nuestra guía completa para tu primera meditación de dos minutos aquí: sin embargo, necesitas practicar de forma constante durante algunas semanas para ver los beneficios.

¿Te ha gustado?

  • Salud intestinal: Los alimentos que debes consumir para favorecer la digestión, al descubierto

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas novedades