Tu metabolismo empieza a decaer a partir de los 60 años. Aquí te explicamos cómo combatirlo

Siempre es difícil comenzar un viaje de pérdida de peso, pero es especialmente difícil comenzar en la edad avanzada. Después de la edad media, el conocido aumento de peso en la edad avanzada, parece cada vez más difícil cambiar esos kilos, y puede que te preguntes si tu cuerpo está preparado para el reto.

Los mejores ejercicios para la pérdida de peso, aunque son muy eficaces, suelen contener muchos movimientos de alto impacto, como los burpees, que no son ideales para las personas mayores con sobrepeso debido a la tensión que ejercen sobre las articulaciones. Los ejercicios de bajo impacto y menor intensidad, como caminar para perder peso, también son muy eficaces, pero no son tan eficientes para acelerar el metabolismo.

Una nueva investigación del Centro de Investigación Biomédica de Pennington sugiere que nuestro metabolismo no empieza a decaer realmente hasta después de los 60 años. Se dice que la ralentización es muy gradual, sólo alrededor de un 0,7 por ciento al año después de esta edad, y que es una parte natural del proceso de envejecimiento. Pero si su cuerpo no es tan eficiente para quemar calorías y el ejercicio de alto impacto y alta intensidad no es adecuado para usted, tendrá que buscar formas alternativas de mantenerse en forma y saludable.

Lo ideal es construir músculo y quemar calorías. La masa muscular magra requiere más oxígeno que las células grasas, y tu cuerpo tiene que trabajar más duro y quemar calorías para que ese oxígeno fluya por tu cuerpo. Esto significa que tu tasa metabólica básica aumenta a medida que construyes músculo, según una investigación publicada por el Instituto Nacional de Salud.

El estudio reveló que «el músculo esquelético es un tejido crucial para mantener el control de la glucosa en sangre y el equilibrio energético», ya que la masa muscular magra ayuda a regular el azúcar en sangre. Construir un poco más de músculo, incluso después de los 60, puede ayudar a regular y compensar esta pérdida natural del metabolismo.

Una forma estupenda de quemar calorías y aumentar la masa muscular, manteniendo un ejercicio de bajo impacto, es utilizar una máquina de remo o una máquina elíptica. Ambas máquinas hacen trabajar los brazos y las piernas simultáneamente con resistencia. Las máquinas de remo trabajan la espalda, mientras que las máquinas elípticas o las bicicletas elípticas tonifican el tronco.

También consigues un gran entrenamiento cardiovascular para quemar calorías, y lo mejor de todo es que ambas máquinas son de bajo impacto, por lo que no hay sacudidas repentinas en tus rodillas, caderas o tobillos. Nuestras guías sobre la mejor máquina de remo y la mejor máquina elíptica para ti pueden ayudarte a elegir entre estas dos.

Por último, necesitarás una buena fuente de proteínas para construir y mantener ese músculo. El pollo, el pescado, la carne roja, las legumbres como las alubias y los guisantes son fuentes dietéticas adecuadas. Sin embargo, si quieres incorporar proteínas adicionales a tu dieta -siempre es una buena idea si estás realizando un entrenamiento de resistencia- puedes probar con una proteína en polvo baja en calorías y carbohidratos. El Colegio Americano de Medicina Deportiva recomienda que alguien que esté haciendo un entrenamiento de resistencia debe comer 1,2-1,7g de proteína por libra de peso corporal. La lista de las mejores proteínas en polvo para perder peso puede ayudar a compensar el déficit.

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas novedades